Las Decisiones (9.3)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Queremos pensar que el objetivo común de la gran mayoría de las personas es tomar buenas decisiones. Resulta ilógico pensar que alguien quisiera tomar malas decisiones.

Son muchos los factores que se ocupan para saber tomar buenas decisiones, y tan solo en las 2 lecciones pasadas ya se mencionaron varios: la suficiente información, el análisis, el sentido común, el discernimiento y la adecuada preparación. A los cuales también agregaremos la inteligencia, la sabiduría, la experiencia y la visualización.

En la página de “Postulados” en este blog están definidos “Los Postulados de Oro del Amor Verdadero”, y uno de ellos precisamente se relaciona con este Tema: “El Amor no es un sentimiento, es una Decisión”.

Para nada se refiere al simple enamoramiento, el cual solo es el primer paso, este sentimiento se queda en un segundo plano.

Los creadores de este Postulado, indudablemente están hablando del Amor Conyugal. Y precisamente esta decisión de “Amar” se toma en base a los diferentes Factores que hemos mencionado:

–“Suficiente información” de la otra persona, lo cual se obtiene de los temas de conversación que se ejercen en el Noviazgo, entre mejor aprovechemos el tiempo conociéndonos en esa etapa, más pronto tendremos una buena recopilación de datos importantes.

–“El análisis”, cuyo objetivo es clasificar la información obtenida y comprobarla si es necesario.

–“El Sentido común”, cuya razón de ser es simplificar un poco las cosas, es sentir la esencia de las cosas que son muy obvias, sin necesidad de tanto análisis o comprobación.

–“El discernimiento”, esto definitivamente es un Don, es un sentido mucho más fino para darse cuenta de las cosas, es como si Dios Nuestro Señor, nos hablara directamente.

–“Adecuada preparación”, si es importante una cierta preparación sobre todo para que cada uno de nosotros ofrezca ser la persona adecuada, aquí no cabe la inmadurez y la improvisación. La Preparación a la que nos referimos es la que va acompañada de Lecturas afines de fuentes fidedignas.

–“La inteligencia”, muy útil para tener conversaciones más constructivas y hacer las preguntas más adecuadas. Y posteriormente ayudarnos en el completo y correcto análisis.

–“La sabiduría”, es tener el acierto de preguntar y pedirle consejo a los expertos y hacer nuestras sus experiencias. (Tómese como expertos, Dios mismo, los padres, los consejeros matrimoniales, los sacerdotes, los encargados de Grupos de Matrimonios, los amigos casados exitosos).

–“La experiencia”, creemos que son muy pocas las personas que encuentra a su “pareja para toda la Vida” en la primera relación, por lo que habrá que tomar la experiencia previa y aplicarla en la presente relación para hacer los cambios de mejora necesarios.

–“La visualización”, es como un motor interno que nos hará hacer las cosas siempre correctamente desde el principio.

Hombre y Mujer Comprometidos, “El visualizarnos felizmente casados, saliendo adelante contra todo y contra todos, tiene el poder de crear el mejor de los Universos”.

Entendamos entonces, que “Aplicando estos factores concienzudamente, tendremos una mayor certeza, para tomar la Decisión de Amar a la otra persona”.

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y a tu pareja!

Señor Jesucristo, ayúdanos a saber lo que nos conviene por medio del discernimiento Divino. Confiamos plenamente en Ti porque sabemos que estaremos perfectamente plenos, si empatamos tu Santa Voluntad  a nuestro Libre Albedrío.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.