Las Decisiones (9.4)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Ninguno de nosotros escogimos nacer con tal o cual Familia, pobre o rica, pero Dios Nuestro Señor nunca se equivoca, y en su infinita Sabiduría, independientemente en el seno Familiar al que hayamos llegado, Él nos proporciona a todos, un paquete de oportunidades compensado para salir adelante.

¿Cómo es esto? Trataremos de explicar algunos ejemplos:

–Un niño de Familia rica, no se esforzará tanto porque tiene a la mano casi todo. Probablemente no adquirirá ciertas virtudes que solo la adversidad y las carencias hacen posible. Y aunque pareciera que tiene la Vida resuelta, deberá tomar la decisión de aprovechar todo lo que tiene, sino quiere quedarse en el camino del éxito.

–Una niña de Familia pobre, bien encauzada, adquirirá ciertos valores, entre ellos la automotivación suficiente para vencer ciertas adversidades y carencias tempranas en su Vida. Y aunque pareciera que su Vida será un fracaso, deberá tomar la decisión de aprovechar lo poco que tiene, y empezar a escalar posiciones en el camino del éxito.

–Una niña completamente Sana, hará sólo lo necesario que se le pide para desarrollarse física y mentalmente. No se esforzará más allá de lo que le permita el estándar de actividades. A simple vista debería destacar más que los demás, pero eso solo pasará si toma la decisión de emplearse más a fondo en todo lo que haga.

–Un niño con alguna discapacidad, bien encauzado, se tendrá que esforzar mucho más si quiere sobresalir, y ese esfuerzo traerá consigo muchas cualidades que de otra manera no adquiriría. A simple vista, lleva las de perder en algunas actividades, pero si toma la decisión de sublimarse, su condición le bastará para conquistar cualquier reto.

En estos 4 casos toma  mucha importancia la Libre Voluntad o Libre Albedrío que poseemos como regalo de Dios. Y es precisamente una Libertad de elección, porque tenemos opciones para decidirnos, somos Libres de escoger tal o cual camino, quedarnos igual o inclusive establecer la velocidad de trabajo o esfuerzo a emplear.

O simplemente quedarnos quietos, mientras la Vida se nos escapa y mientras vemos pasar a nuestro alrededor a las personas que si quieren pagar el precio por alcanzar sus sueños y sus metas.

Hombre y Mujer Comprometidos: “Asesinar nuestro tiempo, que es un recurso no renovable, sin oficio ni beneficio, es un lujo que nadie nos deberíamos dar”. “Es asesinar casi todo el potencial para el cual fuimos creados, para hacer la diferencia”. Sin embargo, también es una Decisión, buena o mala, ya depende de cómo lo vea cada quien o de las consecuencias que resulten. O de las responsabilidades que se afronten.

Aunque tarde o temprano la Vida se encargará de pasarnos la factura por todo ese trabajo por Omisión que no hicimos, para el gran beneficio de nuestro entorno o para el gran bienestar de nuestra Familia.

–¿Cuántas buenas Obras de Misericordia pudimos haber hecho?

–¿Cuántas creaciones útiles, para el ser humano necesitado, pudimos haber construido?

–¿Cuántas palabras de aliento, para el ser humano marginado y olvidado, pudimos haber prodigado?

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y a tu pareja!

Señor Jesucristo, ayúdanos a saber lo que nos conviene por medio del discernimiento Divino. Confiamos plenamente en Ti porque sabemos que estaremos perfectamente plenos, si empatamos tu Santa Voluntad  a nuestro Libre Albedrío.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.