Las Decisiones (9.8)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Hagamos una reflexión sobre los aspectos importantes a considerar para saber si una pareja tiene todos los elementos necesarios para tomar: “La Decisión de casarse”, con la firme intención de que el Matrimonio dure con éxito, toda la Vida.

1.- Amor Verdadero y Auténtico.

Dice un dicho popular que: “De la vista nace el Amor”, y nosotros creemos que podría nacer el “Enamoramiento”, pero nunca el Amor.

Algo muy parecido es cuando la gente pregona que sí existe: “El Amor a primera vista”, lo cual viene siendo casi lo mismo, que tal vez pudiera ser: “Enamoramiento a primera vista”. El enamoramiento se queda en un nivel físico y emocional, y eso no es bueno.

Y precisamente de estas 2 reflexiones podemos asegurar que para “Amar verdaderamente a alguien” se requiere primero “Conocer a la persona en todos los aspectos de su Vida”.

Y precisamente para conocer cabalmente a la persona, es para lo que existe el Noviazgo. El cual debería servir para lo siguiente:

–Recabar la mayor cantidad de información fidedigna, de todo lo relacionado con su Vida, (¿cómo es?, ¿cómo piensa?). (En la página “Temas de Conversación” de este blog están las sugerencias de asuntos para dialogar y comunicarse para cada uno de los Temas de este Curso de Formación)

–Convivir todo lo que se pueda con la otra persona, con una gran variedad de situaciones diferentes cada vez, (ambientes, lugares, horarios, estados de ánimo, solos o acompañados) (¿cómo reacciona?, ¿cómo actúa?). No caer en la rutina de repetir escenarios y situaciones que no aportan nueva  información importante o trascendente.

–Dicha información debe ser analizada y sintetizada, tomando de consejero principalmente a nuestra Razón y también a nuestro Corazón. Y finalmente platicarlo con Dios Nuestro Señor. Para que vaya consagrando desde entonces a nuestra relación.

2.-Compromiso Trascendental.

Una vez que ambos toman la Decisión de seguir adelante y se comprometen, esto ya toma la característica de ser una Decisión Mutua, en la que ambas partes:

a–Lucharán física y mentalmente, por un proyecto Familiar común.

b–Lucharán física y mentalmente, por un proyecto Patrimonial común.

c–Lucharán física y mentalmente, por un proyecto Profesional común.

En ese orden propuesto y por todos los días de su azarosa Vida juntos.

Luego se comprometen como un Verdadero Hombre y como una Verdadera Mujer al Plan: “Que si alguno de ellos, en algún momento creen o piensan que se equivocaron al tomar esta Decisión, deberán reconocer y asumir las consecuencias y juntos revisar sus responsabilidades de lo que pudiera estar mal, para cambiar ese “Presente con dudas” y convertirlo nuevamente en un “Futuro Prometedor con mayor compromiso””.

En esto consiste la Trascendencia, en hacer juntos ese plan a futuro para asegurar que el Matrimonio, sí dure toda la Vida. Y aplicar siempre este plan con la más mínima duda que vaya surgiendo, para no dejarla crecer y que se complique.

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y a tu pareja!

Señor Jesucristo, ayúdanos a saber lo que nos conviene por medio del discernimiento Divino. Confiamos plenamente en Ti porque sabemos que estaremos perfectamente plenos, si empatamos tu Santa Voluntad  a nuestro Libre Albedrío.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.