10 cosas que Dios te preguntará

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Dios no te preguntará qué modelo de auto usabas;…te preguntará a cuánta gente llevaste para ayudarla.

Tenemos mayor preparación, pero menos sentido común.

Más conocimiento, pero menos discernimiento

Tenemos más expertos, pero más problemas

Más medicinas, pero menos bienestar.

Dios no te preguntará los metros cuadrados de tu casa;…te preguntará a cuánta gente recibiste en ella.

Hoy tenemos casas más grandes y familias más pequeñas.

Más facilidades, pero menos tiempo.

Dios no te preguntará la marca de la ropa en tu armario;…te preguntará a cuántos ayudaste a vestirse.

Hemos aprendido a correr, pero no a esperar,

tenemos ingresos más altos, pero moral más baja.

Escribimos más, aprendemos menos ……..

planeamos más,  logramos menos.

Dios no te preguntará cuán alto era tu sueldo;…te preguntará si vendiste tu conciencia para obtenerlo.

Aumentamos nuestras posesiones,

pero disminuimos nuestros valores,

Hablámos demasiado, amamos muy poco

y mentimos muy a menudo

Dios no te preguntará cuál era tu título;…te preguntará si hiciste tu trabajo con lo mejor de tu capacidad.  

Hemos aprendido a ganarnos la Vida, pero no a vivir

Hemos agregado años a nuestra Vida, pero no Vida a nuestros años.

Dios no te preguntará cuántos amigos tenías;…te preguntará cuánta gente te consideraba su amigo.

Construimos más computadoras para manejar más información,

para producir más copias.

Pero, tenemos menos comunicacion.

Tenemos mas cantidad, pero menos calidad;

es tiempo de comidas rápidas y digestión lenta.

Dios no te preguntará en qué vecindario vivías;…te preguntará cómo tratabas a tus vecinos.  

Gastamos más, pero tenemos menos.

Compramos más, pero nos divertimos menos.

Hemos ido a la luna  y regresado

Pero nos cuesta cruzar la calle para visitar

a nuestros vecinos.

Dios no te preguntará el color de tu piel;…te preguntará por la  pureza de tu interior.

Más entretenimiento …. pero menos diversión

más variedad de comidas…. pero menos nutrición

dos salarios …. pero más divorcios

Mejores casas…. pero hogares deshechos.

Dios no te preguntará por qué tardaste tanto en buscar la Salvación;…te llevará con Amor a tu casa en el Cielo y no a las puertas del infierno.

Gastamos demasiado,

Reímos muy poco,

Nos enojamos demasiado pronto,

Nos acostamos demasiado tarde,

Leemos demasiado poco,

Vemos demasiada televisión,

Y rezamos muy rara vez.

Por eso les propongo, que hoy, no guarden nada para ocasiones especiales, porque cada día que ustedes vivan, es una ocasión especial.

Busquen el conocimiento, lean más, siéntense al frente de su casa y admiren la vista

sin pensar en sus necesidades.

Pasen más tiempo con su Familia, coman sus comidas favoritas, y visiten los lugares que aman.

La Vida esta hecha de momentos para disfrutar, no para sobrevivir.

Usen su cristalería,

no guarden su mejor perfume, úsenlo cada vez que deseen hacerlo.

Eliminen de su vocabulario frases como “en estos días” o “algún día”

Escriban aquella carta que pensaron escribir “en estos días”

Digan a su Familia y amigos cuánto los aman.

No pospongan nada que traiga risas y alegría a su Vida.

Cada día, cada hora y cada minuto es especial.

Y ustedes no saben si será el último.

Si están demasiado ocupados para hacer las cosas bien.

“Uno de estos días “

Créanme: “Uno de estos días”

Ustedes pueden no estar aquí.

Dios no acusa; solo les pide

que prediquen con el ejemplo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.