Dinero y Felicidad

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

El dinero, la fama, el éxito, son importantes, pero son pagados:

–A un precio muy alto si los logramos a costa de nuestra Salud.

–A un precio carísimo si los logramos a costa de nuestra Felicidad.

–A un precio estratosférico si los logramos a costa de nuestra Familia.

Los cuales son las posesiones y valores más preciados que poseemos.

El dinero puede comprar una casa, pero no un Hogar,

El dinero puede comprar un reloj, pero no el Tiempo.

El dinero puede comprar una cama, pero no el Sueño.

El dinero puede comprar un libro, pero no el Conocimiento.

El dinero puede pagar un médico, pero no la Salud.

El dinero puede comprar una posición, pero no el Respeto.

El dinero puede comprar la sangre, pero no la Vida.

El dinero puede comprar sexo, pero no el Amor.

A Dios le  agradezco:

–Por los descuentos en mí sueldo, porque significa que tengo Trabajo

–Por el desorden que tengo que limpiar después de una fiesta, porque significa que estuve rodead@ de Seres Queridos.

–Por las ropas que me quedan un poco ajustadas, porque significa que tengo suficiente para comer

–Por mí sombra que me ve trabajar, porque significa que puedo salir al sol

–Por el césped que tengo que cortar, ventanas que necesito limpiar y cañerías que arreglar, porque significa que tengo una casa

–Por la cantidad que tengo que lavar y planchar, porque significa que tengo
ropa que vestir.

–Por el cansancio y los dolores musculares al final del día, porque significa que
fui capaz de trabajar.

–Por el despertador que suena temprano todas las mañanas, porque significa que estoy vivo(a)!!!

Nuestras corridas cotidianas no nos  dejan percibir si lo que ya  tenemos es suficiente para nuestra vida.

Nos preocupamos tanto en TENER.

Tener eso, tener aquello, comprar eso, comprar aquello…

Los años pasan, y cuando nos damos cuenta, olvidamos lo más importante:

VIVIR  Y  SER  FELIZ.

A veces, para ser feliz, no precisamos tanto TENER.

Podemos darnos cuenta que lo más importante en la vida es SER.

Ese Ser, tan olvidado, muchas veces no es difícil de alcanzar.

Las personas deben parar de correr atrás del TENER y comenzar a correr atrás del SER: SER HIJO DE DIOS, SER AMADO, SER GENTE, SER FELIZ…

Tengo la certeza de que, cuando SOMOS, somos mucho más felices de que cuando TENEMOS.

El SER lleva toda la vida conseguirlo, y el TENER, muchas veces lo conseguimos rápido.

Solo que el SER no acaba ni se pierde, más el TENER puede terminar inesperadamente.

El SER, una vez conseguido, es eterno, y el TENER es pasajero,

Aunque dure mucho tiempo, puede no traer la FELICIDAD.

Intenta SER y no TENER y sentirás una felicidad sin precio!

Intenta lo más importante: ¡SER  FELIZ CON TU FAMILIA!.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.