¿Por qué se vislumbra el Divorcio?

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Las Causas de divorcio son diferentes para cada pareja. Las razones para divorciarse son realmente problemas que se pueden evitar y/o arreglar.

1 Elección. Elegí mal, me enamoré por el aspecto físico y superficial. Falta de preparación para analizar y entender el compromiso que va a adquirir y sus responsabilidades. Me equivoqué al pensar que cualquier cosa es mejor que la soledad.

2 Dinero. Yo tenía mi cuenta para mis gastos y caprichos, él tenía la suya para lo que quisiera hacer. No teníamos dinero en común, nada más que para pagar los gastos comunes, no para hacer un hogar pensando en el futuro.

3 Sacrificio. Cuando nos llegaban las adversidades, no las aceptábamos como propias. No hacíamos ningún sacrificio el uno para el otro, cediendo en nuestras diferencias. No hicimos nada para que nuestro Matrimonio fuese duradero, apasionado y feliz a lo largo de los años.

4 Violencia. La violencia ha penetrado en nuestro Matrimonio y ha salpicado a nuestros hijos. Se están acostumbrado a ver escenas violentas dentro de la Familia, que nos están dejando cicatrices imborrables y marcando para siempre nuestras futuras relaciones.

5 Virtudes y valores. Por qué no he sabido reforzar las virtudes y los valores que tiene mi pareja, aunque estén muy ocultas y solo hemos hecho que pelearnos, lo que ha originado que sus defectos se agranden.

6 Infidelidad. Nos prometimos Fidelidad y no la cumplimos. Cada uno tiene relaciones fuera del Matrimonio. Alguien nos dijo equivocadamente, que el Matrimonio no tenía que ser una cadena para siempre, que podría ser una cadena que nos atara a los dos, pero con eslabones voluntarios.

7 Entrega y adaptación. Habíamos prometido, que cada uno de nosotros iba a cambiar algunas actitudes nocivas, que habíamos descubierto y la verdad ha sido que no hemos cambiado ninguna, porque no hemos hecho ningún esfuerzo por acoplarnos. Creíamos que el Matrimonio nos iba a arreglar nuestros caracteres, pero nos hemos vuelto cada vez más egoístas,

8 Egoísmo. En el fondo, nunca creímos que íbamos a ser una sola persona. Nuestro egoísmo e individualismo, no nos permitió entregarnos completamente. Seguíamos estando separados mentalmente. Estábamos unidos en algunas cosas físicas, pero no en las mentales y espirituales.

9 Cambios. La famosa frase “Cuando me case le haré cambiar” nunca ha funcionado y menos en nuestro Matrimonio. Seguimos teniendo los mismos defectos que cuando éramos solteros. No hemos tenido ningún aliciente para cambiar.

10 Culpabilidad. Hay personas que se echan la culpa de todo lo que ha pasado en el Matrimonio. Se frustran y enferman, si la pareja nos les atiende como creen que se merecen. No saben apartarse de quien les quiere mal y les hace sufrir continuamente, incluyendo a los hijos.

11 Incompatibilidad. Debieron haber sido compatibles en algún momento para decidir a casarse. Y si hubo Amor y Respeto, un Matrimonio feliz es completamente posible aun si son muy diferentes

12 Uso de bebidas y droga. Estos tipos deadicciones son un signo claro de querer salirse del Matrimonio. Pero si deciden trabajar juntos para alejarse de estos vicios pueden estar seguros que habran cambios tangibles en su comportamiento.

13 No es la misma persona con la que me casé. Si hubo engaño en el comportamiento durante el noviazgo, esto tarde o temprano aflorará, pero aun asi la comunicacion efectiva ayudará a menguar los efectos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *