Preparación para el Matrimonio (0.10)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

En este primer tema se ha recalcado mucho que la Preparación para la Vida Matrimonial es muy Importante. Y esta preparación es básicamente poseer información de lo que será la Vida Conyugal, y de lo que se puede esperar de vivir juntos.

La Vida diaria juntos como Matrimonio no será fácil, sobretodo en esta sociedad consumista, abaratada de valores, que busca hacer las cosas con el menor esfuerzo y sobretodo llena de tentaciones para fallar.

El problema se agrava cuando no sabemos, ni idea tenemos, que al lado de nuestro cónyuge, tendremos que enfrentar una gran gama de situaciones que hacen del Matrimonio la aventura más excitante y desafiante que existe sobre la Tierra.

–Fallecimiento de algún familiar, sobretodo si no hubo una provisión del gasto.

–Enfermedad grave o lesiones propias o de algún familiar que ameriten nuestro apoyo o tiempo.

–Pérdida del trabajo o de las percepciones, por un largo periodo de tiempo.

–Embarazo no planeado, aunque sabemos que siempre será una bendición.

–Muchos gastos fuertes no considerados.

–Aumento en discusiones domésticas, por estrés, mentiras o infidelidades, porque afloró nuestra verdadera personalidad.

–Fricciones con familiares políticos de ambos lados, porque afloró nuestro verdadero comportamiento.

–Cónyuge que empieza o deja de trabajar, lo que transforma nuestra distribución del tiempo.

–Problemas en el Trabajo que no se manejan adecuadamente y se traen al hogar.

Pero Dios Nuestro Señor nos da siempre Buenas Noticias, precisamente la palabra Evangelio significa Buena Nueva. Parte de esta Preparación que proponemos es arraigar en todo nuestro Ser que tenemos un Dios que nos ayudará a salir adelante, siempre y cuando nuestro Matrimonio haya sido bendecido como Sacramento.

Hombre y Mujer Comprometidos, estar juntos fuera de la Ley de Dios es Decisión de cada quien, que se respeta, pero es decirle a Dios Nuestro Señor: «No te queremos en nuestra Vida». Y esto, no lo decimos nosotros pero, tiene sus consecuencias.

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y a tu pareja!

Aquí estamos nosotros y ustedes separados por el tiempo y el espacio pero con el mismo objetivo: lograr ser Matrimonios duraderos y felices.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.