Razones Correctas (12.6)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Nuevamente recalcar que no debemos basar nuestra justificación para seguir con alguien, con una sola razón o motivo.

Es importante analizar el “Paquete completo” de toda la información que hemos recabado. Y definitivamente, mientras no se supere la etapa física y sensual no podemos hablar de que hayamos alcanzado el nivel de una relación madura.

Lo sensual, lo físico, lo sexual, tienen sus momentos específicos y cuando uno menos se lo piensa pasan a ser una segunda prioridad y es cuando llega el momento de enfrentar la realidad en este mundo, y es cuando buscamos en nuestra pareja ese “Paquete completo” de cualidades, características, valores y principios que luchando juntos nos sacarán adelante.

Entonces, aparte de los atributos Físicos, en ese “Paquete completo” se deberían considerar:

1–Cualidades como la Integridad, el Carácter, la Madurez, la Responsabilidad y el Compromiso.

2–Convicciones como el Amor, el Respeto y la Fidelidad.

3–Virtudes Cardinales como la Prudencia, la Justicia, la Fortaleza y la Templanza.

CIC # 1806: ““La Prudencia es la virtud que dispone la razón práctica a discernir en toda circunstancia nuestro verdadero bien y a elegir los medios rectos para realizarlo. Es la prudencia quien guía directamente el juicio de la conciencia. El hombre prudente decide y ordena su conducta según este juicio. Gracias a esta virtud aplicamos sin error los principios morales a los casos particulares y superamos las dudas sobre el bien que debemos hacer y el mal que debemos evitar””.

CIC # 1807: ““La justicia es la virtud moral que consiste en la constante y firme voluntad de dar a Dios y al prójimo lo que les es debido. La justicia para con Dios es llamada “la virtud de la religión”. Para con los hombres, la justicia dispone a respetar los derechos de cada uno y a establecer en las relaciones humanas la armonía que promueve la equidad respecto a las personas y al bien común””.

CIC # 1808: ““La Fortaleza es la virtud moral que asegura en las dificultades la firmeza y la constancia en la búsqueda del bien. Reafirma la resolución de resistir a las tentaciones y de superar los obstáculos en la vida moral. La virtud de la fortaleza hace capaz de vencer el temor, incluso a la muerte, y de hacer frente a las pruebas y a las persecuciones””.

CIC # 1809: ““La Templanza es la virtud moral que modera la atracción de los placeres y procura el equilibrio en el uso de los bienes creados. Asegura el dominio de la voluntad sobre los instintos y mantiene los deseos en los límites de la honestidad. La persona moderada orienta hacia el bien sus apetitos sensibles, guarda una sana discreción y no se deja arrastrar “para seguir la pasión de su corazón””.

4–Virtudes Teologales como la Fe, la Esperanza y la Caridad.

CIC # 1814: ““La Fe es la virtud teologal por la que creemos en Dios y en todo lo que Él nos ha dicho y revelado, y que la Santa Iglesia nos propone, porque Él es la verdad misma. Por la Fe “el hombre se entrega entera y libremente a Dios”. Por eso el creyente se esfuerza por conocer y hacer la voluntad de Dios””.

CIC # 1817: ““La Esperanza es la virtud teologal por la que aspiramos al Reino de los cielos y a la Vida eterna como felicidad nuestra, poniendo nuestra confianza en las promesas de Cristo y apoyándonos no en nuestras fuerzas, sino en los auxilios de la gracia del Espíritu Santo””.

CIC # 1822: “La Caridad es la virtud teologal por la cual amamos a Dios por sobre todas las cosas por El mismo y a nuestro prójimo como a nosotros mismos por amor de Dios.

Hombre y Mujer Comprometidos, esperamos que consideren este “Paquete completo”, en la evaluación de su pareja y para tomar sus decisiones de seguir adelante con su relación. Estamos seguros de que se van a evitar muchos dolores de cabeza.

Y recuerden siempre que: “Encontrar la Pareja para toda la Vida es algo muy sencillo, seguro y verdadero, si hacemos las cosas correctamente”.

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y a tu pareja!

Señor Jesucristo, muéstranos el Camino, pues queremos seguirte; enséñanos la Verdad, pues no queremos equivocarnos; y tómanos a mi pareja y a Mí, fuertemente de tu mano bendita para no alejarnos de esta Vida que nos permitirá permanecer contigo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.