Fiel en la Enfermedad (8.2)

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Este Tema acerca de la Enfermedad en la Vida Conyugal, también se desarrollará de una manera particular, desligado del resto de los Votos del Matrimonio completos, para tratarlo más a fondo.

Entiéndase por Fiel en la Enfermedad como: no abandonar a la pareja + no claudicar + no desanimarse.

Analicemos un poco lo siguiente:

–¿Sera común la historia de una pareja con una etapa de su Vida, donde sobreviene la enfermedad, en la cual uno de los cónyuges, abandona a su esposo(a) porque ya no resiste esta prueba?

Porque la enfermedad se presenta cuando uno menos se la espera, y casi nunca se sabe cuánto durará, si es que llega la sanación. Es una situación adversa y muy desgastante.

Cuando la enfermedad aparece, es bueno tener recursos para ver a un doctor y comprar medicinas. Pero recordemos que esto no es la solución absoluta, ya que el dinero no puede comprar la Salud.

Después de probar muchas cosas para sanar, nos daremos cuenta que la solución era muy sencilla: invitar a Jesucristo Nuestro Señor a nuestra Vida Matrimonial. Él nos ayudará a luchar contra la enfermedad y a sanar a su debido tiempo.

En sí, la enfermedad puede ser vista como un caso muy particular de Adversidad, aunque con posibles consecuencias mucho más graves que pueden llegar hasta la muerte.

CIC #1502: “El hombre del Antiguo Testamento vive la enfermedad de cara a Dios. Ante Dios se lamenta por su enfermedad y de Él, que es el Señor de la Vida y de la muerte, implora la curación. La enfermedad se convierte en camino de conversión y el perdón de Dios inaugura la curación”.

Con esto, Dios Nuestro Señor nos pide que le demos un vuelco al entendimiento de nuestra Enfermedad. Consagrados a Él, nada podremos ni debemos temer. Tomemos ventaja de nuestra enfermedad, para terminar de convertirnos a Dios.

Sabemos que es difícil, pero consagremos nuestra enfermedad a Dios, en señal que queremos redimirnos y hacer cambios importantes en nuestra Vida.

¡Que Dios todopoderoso te bendiga a Ti y a tu pareja!

Señor Jesucristo, permítenos encontrar el sentido que tiene el sufrir alguna enfermedad, permitida por Ti. Sabemos que todo tiene un propósito y un fin. Y sabemos también que si confiamos en Ti, nos ayudarás a recuperarnos, y quedar inclusive en mejores condiciones que antes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.